Escríbenos

BLOG DE ALUMNOLIBRE.CL

blog-single

Conoce Trámites de matrícula para exámenes libres menores de 18 años

De la información anterior se deduce que si deseas que tu hijo tenga más tiempo para estudiar debes matricularlo en el 2do período. Para matricular a tu alumno bajo el régimen de exámenes libres debes hacer lo siguiente: 1. Dirigirse a la oficina de Ayuda Mineduc más cercana a tu domicilio. Para saber a qué oficina le corresponde a tu ciudad debes ir a https://www.ayudamineduc.cl/oficina-regional y seleccionar la región correspondiente. Aparecerán las oficinas de la región y las comunas que corresponden a cada oficina.

2. En un plazo máximo de 5 días hábiles desde la fecha de inscripción, te entregarán una “Autorización para Rendir Examen” donde se indicará el colegio donde se rendirán los exámenes.

3.Una vez que conozcas el establecimiento educacional que tomará los exámenes puedes ir donde ellos para coordinar la fecha en que se deben rendir y el temario que entrará en los exámenes.
Un requisito importante para poder inscribirte es no estar matriculado en ningún colegio o liceo tradicional que cuente con reconocimiento oficial.

Fuente: Página del ministerio de educación (https://www.ayudamineduc.cl/ficha/examenes-libres-menores-de-18-anos-11)

blog-single

Recomendaciones para tener éxito rindiendo exámenes libres – PARTE 2

Horario: Es fundamental contar con un horario de estudio, una cantidad de horas de estudio a la semana:

Es bueno que este horario considere varios días de la semana, evitando concentrar los estudios en uno o dos días de manera intensiva

Las tandas de estudios no debieran durar más de 2 horas continuas, si se desea estudiar más horas diarias, estas deben estar separadas por actividades que permitan desconcentrarse y volver a retomar los estudios, esto permite refrescar la mente para evitar el agobio.

Las primeras horas de la mañana son las que permiten una mejor comprensión y concentración, por ello es recomendable utilizar estas horas para sentarse a estudiar, sin embargo, es muy importante adaptarse a las preferencias de cada niño y procurar concordar con él en el horario que le permita tranquilidad y concentración, pero evita aquellos horarios en que sabes que existe mayor probabilidad de interrupciones o distracciones (llegada del resto de la familia, programas de TV favoritos, etc.)

Lugar de estudio:

No es necesario que sea una habitación especialmente preparada para ello (aunque si los medios permiten hacerlo es recomendable), basta con que sea un lugar que permita concentrarse evitando los distractores comunes de una casa tales como la televisión, gente jugando o conversando en voz alta, si se utiliza música debe ser con el objetivo que ayude en el estudio. El dormitorio, una sala de juegos, el patio al aire libre, pueden ser buenos lugares para estudiar siempre y cuando no signifiquen distracción, pero es necesario tener definido un lugar o lugares donde tu hijo pueda estudiar. A algunos les resulta muy bien la formalidad de estar sentado cómodamente frente a un escritorio donde dispongan de los elementos necesarios para el estudio, no obstante, dependiendo de la edad de tu hijo puede ser hasta más recomendable presentar un ambiente un poco más distendido, pero pensando siempre en que debe ser un espacio para aprender.

La comodidad es un factor muy importante para lograr un estado de agrado en los estudios, por ello dale importancia a una buena silla, un escritorio de tamaño adecuado, si vas a usar notebook, puedes hacerte de un alzador que le permita a tu hijo una postura ergonómica cuando lo esté usando, además de ello, en lo posible disponer de apoyos necesarios para el estudio, tales como; pizarra, mapamundi, atlas, y otros elementos de acuerdo a la edad de tu hijo. Respecto a la iluminación, siempre se recomienda la luz natural, un lugar cerca de una ventana o definitivamente al aire libre.

Hábitos

Trata de desarrollar hábitos de lectura en tu hijo. Este hábito permite desarrollar la comprensión lectora y produce acercamiento con la investigación en general y con el gusto por aprender (este punto se refiere a la lectura directa en papel y no a una Tablet, teléfono o computador, ya que, a muchas personas, la lectura impresa le produce una sensación de agrado que no logra la lectura digital), para lograr esto se puede considerar inscribirse en una biblioteca y que el alumno tenga la costumbre de solicitar libros de su gusto. Es importante que la familia entera comprenda la necesidad de respetar los horarios de estudios del niño(a), si existe la costumbre de modificar estos horarios el niño nunca desarrollará hábitos de estudio y, por tanto, no le dará la importancia que requiere esta rutina.

Refuerzos:

Refuerza lo que vaya aprendiendo a través de preguntas cotidianas o pidiéndole que te cuente cómo funciona algo que sepas que está estudiando (fotosíntesis, células, pedirle que te haga algún cálculo, el universo, algún episodio de la historia, etc.).

Planificar actividades complementarias que sirvan para el desarrollo del alumno, tales como:

1) Paseos al campo con trabajos de observación que después puedan ser explicados por el alumno.

2) Trabajos de investigación y laboratorios (se pueden incluir documentales que expliquen algunas de las materias abordadas)

3) Museos y Zoológicos

4) Exposiciones culturales

5) Inscripción en la biblioteca municipal para pedir periódicamente libros y mantener una rutina de lectura diaria (a lo menos 15 minutos), lograr este punto asegura una rutina de aprendizaje para el alumno de una manera que no sea abrumadora

blog-single

Recomendaciones para tener éxito rindiendo exámenes libres – PARTE 1

Tener a nuestros hijos en esta modalidad de alumnos libres es un desafío para el cual debemos prepararnos bien, el no darle la importancia debida a esta preparación puede llevarnos a fracasar en el intento.

Muchos de los que comienzan en esta modalidad de estudio vienen del sistema de educación regular y piensan que el cambio es solo trasladar los estudios del colegio a la casa (u otro lugar, en el caso de algunos) y olvidan que los colegios cuentan con una infraestructura para enseñar y se rigen por horarios para entregar las materias. Olvidar esos detalles puede hacer que este desafío se transforme en un gran problema. Sin embargo, existen muchos casos de éxito que han abordado esta opción de estudios de muy buena manera y es de ellos de donde obtenemos las mejores prácticas para prepararnos adecuadamente.

Debes considerar que la preparación pasa por ti como apoderado, por tu pupilo y en general involucra a toda la familia, por ello, revisa las recomendaciones que te hacemos en la segunda parte de este artículo y adáptalas a tu propia situación.

blog-single

Los desafíos de estudiar con exámenes libres

No hay duda de que estudiar en casa y no tener que levantarse temprano, pasar frío y dejar de tomar una micro o caminar para llegar al colegio es una idea muy atrayente. Y cuando los padres piensan en dejar de comprar un uniforme escolar, no tener que ir a dejar y buscar a sus hijos al colegio o dejar de asistir a aburridas reuniones de apoderados, también se entusiasman con la idea de poner a sus hijos en exámenes libres ¿Pero es todo color de rosa? ¿A qué desafíos se enfrentan los alumnos y padres?

Lo primero que hay que aclarar es que el sistema de exámenes libres no es sinónimo de dejar de estudiar, por lo que el primer desafío para padres y alumnos es no asumir que ya no tendrán que estudiar diligentemente y que con un examen a fin de año pasarán de curso, pensar así nos condenaría al fracaso.

Los padres que tienen o han tenido a sus hijos en este sistema reconocen que puede haber un relajo por ambas partes, sobre todo si ambos padres trabajan y si el alumno no es muy bueno para los estudios.

Para quienes tienen los recursos para un profesor particular, encontrar uno idóneo que “haga migas” con el alumno no deja de ser una preocupación. Otra inquietud que enfrentan tanto padres y alumnos es la pregunta ¿Estoy bien preparado para los exámenes de fin de año? ¿he estudiado las materias correctas?

No cabe duda de que el sistema de exámenes libres requiere compromiso, constancia y entusiasmo tanto de los padres cómo de los alumnos para no morir en el intento

¿A qué desafíos se ha enfrentado usted? Plataforma Educativa AlumnoLibre.cl

blog-single

Marco legal de los éxamenes libres

El 14 de noviembre del 2007 se promulgó el decreto exento 2272, el cual aprobó el actual procedimiento para el reconocimiento de estudios de enseñanza Básica y media, conocido como exámenes libres. Su objeto, tal como menciona el decreto es ofrecer un mecanismo a las personas que por diversas razones necesiten el reconocimiento de estudios realizados en el extranjero, o al margen del sistema formal de educación.

El Artículo 2 letra b, habla de la Validación de Estudios, el cual aplica a los exámenes libres. Allí se menciona que un alumno puede solicitar la certificación de estudios previa rendición de exámenes. Luego en el artículo 7 menciona que “Podrán validar estudios las personas que no hubieren realizado estudios regulares, que los hubieren efectuado en establecimientos sin reconocimiento oficial o ubicados en el extranjero en países con los cuales no hubiere Convenio o Tratados vigentes.”

Este marco ha permitido flexibilidad y una gran variedad de opciones para prepararse y rendir los exámenes a fin de año.

Entre los que eligen esta modalidad de estudios están jóvenes deportistas, jóvenes que viven en el extranjero, quienes están imposibilitados de asistir a un colegio o liceo normal por una enfermedad, quienes han tenido serios problemas de bulling y quienes simplemente no desean pasar largas horas en un colegio y desean tener más tiempo para su vida personal.

¿Cómo se preparan estos alumnos? Algunos se preparan por su cuenta en su hogar, otros reciben la ayuda de sus padres, quienes pueden contratan a profesores particulares y los más afortunados pueden matricularse en algún colegio online para recibir preparación, siendo esta última opción la más cara, pero al mismo tiempo la que da más seguridad de éxito en los exámenes.

En un próximo artículo hablaremos de los desafíos de los exámenes libres.